Mi historia Romántica (parte III)

Aquí encontrarás la Parte II

Los primeros días después del accidente con la hiedra, mi cara estaba enrojecida e inflamada y el dolor era espantoso. Por órdenes médicas, me quedé en casa los dos primeros días, pero al tercero debía asistir al examen final de química. Observé mi rostro en el espejo y practiqué una risita. ¡Era un desastre! Pero de ese examen dependía la beca que estaba a punto de obtener para entrar a la universidad, la cara deforme era temporal, mi futuro era más importante.

Eran las nueve de la noche y continuaba repasando los temas de estudio. Cuando tocaron a la puerta. Mamá atendió y desde la sala donde estaba sentada rodeada de notas y libros, asombrada, reconocí a Sean en el umbral.

—¿Se encuentra Alicia?, señora Lozano. —Le mostró una caja envuelta para regalo con un moño color púrpura—. Me gustaría entregarle algo personalmente.

—Voy a preguntarle. No sé si quiera salir, por el problema en su cara.

—Entiendo.

—En realidad, no es nada que no haya visto antes, ¿no es así? —Los sorprendí a ambos al acércame a la puerta—. Pasa, estoy repasando un poco, ¿tú cómo vas con eso?

—Mmm, digamos que decidí no estresarme demasiado por ello.

—Los dejó, estás en tu casa, Sean. Si necesitan algo, me llaman —indicó mamá.

—Siéntate. Me parece raro verte aquí.

—Lo sé….mmm, en realidad, quería entregarte esto.

—¿Qué es?

—Ábrelo y velo por ti misma.

Jamás había visto un moño de color púrpura, se veía hermoso contrastando con el papel de regalo con el que estaba envuelto, con la imagen de árboles. Me fascino el contraste, pero al mismo tiempo me asustó que se tratara de una broma cruel.

Rompí el papel sin miramientos en un solo movimiento, dentro estaba una caja que no me daba una pista de su contenido.

—Tienes prisa por ver que hay.

—Lo siento, nunca he tenido paciencia para abrir los regalos, me intriga saber lo que está dentro de todo lo que lo envuelve.

Jalé la cinta que unía la tapa de la caja y pude ver el contenido. Era un jarrón translucido de color rosáceo, decorado con hojas de diferentes formas y tamaños. Toque las hojas y sentí su relieve, aun podía sentir sus venas, pero se sentían suaves y no rugosas como lo están en su estado natural. Por inercia acerqué el jarrón a mi nariz, olía a barniz. Era el jarrón más hermoso que alguna vez hubiera visto.

—¿Lo hiciste tú?

—Para ti.

—No entiendo.

—¿Qué es lo que no entiendes?

—Porqué lo hiciste.

—Recolecté más hojas de las necesarias para hacerlo. Escogí las más firmes y peculiares, de manera que le dieran belleza al jarrón.

—Es hermoso, en verdad. Pero ¿por qué no se lo regalas a Sally?

—¿Qué tiene que ver Sally? Solo pensé que sería bonito que el recuerdo que quedara de ese día fuera el regalo que yo te hice y no lo malo que sucedió.

No pude evitar mostrar mi sonrisa, la había visto en el espejo. Horrenda, era una palabra suave para describirla, pero de igual manera lo hice, en verdad que el recuerdo de estos días me llevaría a ese hermoso jarrón más que a mis terribles circunstancias.

—Siempre he creído que tienes una hermosa sonrisa, pero ahora al ver tu cara, —«En verdad va a describirla en este momento.»— lo compruebo. Aun así con tu cara hinchada y llena de ámpulas, lo que resalta es tu sonrisa tan franca y portentosa. Brillan tus ojos y reflejas una calma que contagia a todos.

—Gracias. —Por fortuna mi rostro estaba enrojecido por la irritación, de esa manera podía disimular mi turbación—. Es un regalo perfecto.

Sean se levantó del sofá y se acercó a la ventana, jugueteó con la cortina mientras me sentía cada vez más confundida.

—¿Sabes que tomo lecciones de piano?

—No, no tenía idea.

Su cabello y ropa a la moda, su ritmo al caminar, su mismo círculo de amistades se me antojaban más el estilo de un deportista, que el de un pianista.

—Habrá un recital el próximo domingo, imagino que para entonces estarás mejor, me gustaría que asistieras, cada alumno tocará un número, espero que disfrutes la música clásica.

—Me encantará asistir, puedo invitar a Benji, me gustaría que me acompañara.

—¿Benji? Sí clatro, es solo que había pensado que saliendo del recital, podríamos ir a algún lugar a festejar la presentación.

—Creo que a Benji le gustara acompañarnos.

—Muy bien. —Parecía decepcionado—. Te veré mañana en clases, supongo.

—Por nada del mundo me perdería ese examen. —Él sonrío.

Lo vi alejarse a través de la ventana. Me quede mirando la calle minutos después que había desaparecido, no alcanzaba a entender lo que estaba sucediendo. « ¿Por qué quieres que vaya a ese recital?»

Esa noche no pude dormir por los nervios, no estaba segura si por el examen o por el recital. La mañana siguiente después del examen, continué sintiendo ese hueco en el estómago. Así que definitivamente no era eso lo que me ponía nerviosa.

—Deberías haberte quedado en casa, Alicia. No querrás espantar a los pequeños en la calle —Se burló Arturo de mi apariencia.

—¿Lo dices por mi rostro? Nah, estoy disfrutando estos días en grande, cuando alguien se me acerca solo pretendo estar lista para morderlo y se alejan, ten cuidado no vayas a ser el primero.

Abrí la boca fingiendo mordisquearlo, mostró una cara de fastidio al escuchar las carcajadas de Pam y Benji.

—La hinchazón desaparecerá pronto, gracias por tu preocupación.

Cuando les conté lo sucedido con Sean, ambos mostraron su desaprobación. Benji me dijo que no iría de ninguna manera.

—No entiendo que es lo que te da miedo —refunfuñó Pam.

—No tengo miedo, es solo… confusión.

—Disfruta el momento, niña, solo déjate llevar.

—Y créeme no habrá nada que me convenza de ir —reiteró Benji.

—¿Ni siquiera si invito a Pam?

—Si vas tú Pam, también iré yo.

—De acuerdo —Respondió ella, después de pensarlo un poco—. Pero al paseo irás tu sola.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: