Mi historia romántica (final)

 

Aquí encontrarás la parte III

—Escuché que Sally irá al recital—me contaba Benji, al día siguiente—. La escuchamos hablando por teléfono.

—Así es —confirmó Pam —. Le decía que no habría nadie mejor que él y que le encantaría ir a la celebración al final.

Me sentí desilusionada, por unos días había fantaseado con ese día. Ahora solo podía imaginarlos a ellos sonriendo felices. No iría en definitiva.

—Tienes que ir. Por lo menos no los dejarás disfrutar la velada juntos —dijo Pam.

—No lo sé, tengo que pensarlo.

Más tarde Sean se acercó a mí cuando estábamos en el laboratorio

—Si irás, ¿verdad? —Estuve a punto de romper un tubo de ensayo, por la sorpresa de escuchar su voz a mi espalda.

—Aún no lo decido. Tal vez.

No quise girar para ver su rostro. Se quedó callado un momento luego me dijo:

—Espero que te decidas a ir. En verdad me gustaría verte en la sala.

Pensé unos segundos mi respuesta. Deseaba preguntarle porqué Sally iría también. Cuando me volteé a preguntarle, ya se había alejado. Me sentía confundida, así que opté por preguntarle a la persona que podía aclarar mis dudas: Sally.

La encontré en la cafetería, de manera extraña, estaba sola. Traía un vestido color blanco con flores amarillo canario y unos zapatos en los mismos tonos. Me pregunto dónde comprara su ropa. Llevaba el cabello suelto, solo sujeto con un broche del lado izquierdo. Cada cabello en su lugar, igual que el maquillaje en su rostro. En verdad era elegante.

—¿Puedo sentarme? —Me miró con fastidio y señaló la silla frente a ella.  —Supe que irás al recital de Sean…

—¿Sean?…¿También estudia piano? No lo sabía.

Más confusión.

—Pero, escuché que irás y que después celebrarás.

—Así es, con mi familia. Mi hermano es el mejor de esa clase. Ya lo verás.

—Pensé que…

—Que iría a ver a Sean. ¿Por qué lo haría?

—Creí que ustedes dos eran muy amigos.

—¿De dónde sacas eso? Su amigo se la pasa buscándome y a mí no me interesa, y Sean me da igual. El día del viaje preferí sentarme a su lado, con tal de evitar a Ronaldo.

—No lo sé, ese día creí…

—Siempre tengo esa clase de problemas, todas creen que intento robar a sus novios. Me gusta vestir bien. Me gusta que todos volteen a mirarme, pero a veces me gustaría ser como tú. Todo parece ser tan simple para ti. Lo mismo disfrutas la escuela, que el campo, que un día de lluvia. Es igual si tu rostro tiene ronchas, de todas formas te presentas, sin importar lo que los demás piensen. Para mí todo es complicado, me preocupa tanto la opinión de los demás. Me parece difícil que algún día encuentre a alguien que me entienda. Y en definitiva no creo que sea en esta escuela.

—Claro que lo encontrarás. Eres muy linda.

—Lo sé. Debo irme, tengo que hablar con el maestro de ciencias.

El día del recital se me hizo un poco tarde, porque mamá perdió las llaves del auto. Buscamos por todos lados y al final tuve que tomar un taxi. Llegué en el momento justo cuando presentaban a Sean. Tocó algo de Beethoven, y no se equivocó, al menos que yo lo notara, que no sé mucho de estas cosas.

Al final del recital ansiaba acercarme, para que viera que si estaba presente, pero estaba rodeado de demasiadas personas que lo felicitaban. Decidí esperar, me senté en las jardineras mientras todos se retiraban. Cuando pudo verme, sonrió y caminó hacía mi. Se sentó a mi lado.

—Creí que no habías venido.

—Lo siento, llegué un poco tarde, por un imprevisto. Pero a tiempo para escucharte.

—Entiendo. Alicia, creo que me confundes, un día me dices que vendrás, al otro que no lo harás, te busco entre los asistentes y no te encuentro, y al final, aquí estás. Creo que…—Iba a seguir hablando de lo desconcertado que estaba gracias a mis propias confusiones, pero no lo dejé terminar. Me acerqué a él y simplemente le planté un beso. Fue dulce, se separó confundido—. Pero…

Iba a decir algo, pero puse mi dedo en sus labios, pidiéndole no decir nada más. Sonreímos. Y luego fue él quien me besó.

Y aquí estoy, dos semanas después, con el rostro de antes, sin una sola marca, esperando a Sean, que me invitó al cine, y después estudiaremos en casa para el examen de admisión de la universidad que será muy pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: