Desamor

Hubiera querido decirle tantas cosas, de la soledad que sentía a pesar de estar a su lado. Le hubiera gustado decirle que necesitaba sentirse amada.

Necesitaba escuchar las palabras de amor, igual que las había escuchado hace algunos años cuando comenzó su relación. Pero hace tiempo que dejo de decirlas.

Día tras día estaba junto a ella, pero  la vez, estaba lejos. Caminó a su encuentro con pasos lentos, frente a frente, buscó el valor en su interior que le ayudaría a hablar; escuchó su voz suave, preguntando, “¿Me amas?”.

No obstante no dijo nada. No necesitaba la respuesta, esta estaba escrita en el día a día, aunque no deseara aceptarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: