El discurso

Adelaida se sentó en el sofá. Observaba la gente a través de la ventana. La música de Bach la relajaba. Cerró los ojos permitiendo que las notas llenaran sus oídos. La puerta se abrió sorprendiéndola. —Hola —indicó Alberto al entrar. —¿Es tan tarde? —No. Salí temprano de la oficina. ¿Qué tal va el discurso? —No... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑