Mi Historia Romántica (parte I)

Cuando él estaba cerca, mi estómago parecía contener mariposas. Lo conocía de toda la vida, después de todo, hemos sido compañeros de clase desde el jardín de niños además de vivir en la casa de enfrente. Solíamos jugar juntos cuando eramos pequeños, pero en ese tiempo lo consideraba otro niño tonto. No sé con exactitud... Leer más →

Mi Historia Romántica (parte II)

  Aquí encontrarás la Parte I Unos días después, el grupo salió de campamento, el maestro de Biología, el señor Luna, había planeado ese viaje durante mucho tiempo. Era parte de nuestro proceso de enseñanza, por lo que deberíamos recolectar diferentes tipos de hojas. Me senté al lado de Pam, mi mejor amiga, ella es... Leer más →

Mi historia Romántica (parte III)

Aquí encontrarás la Parte II Los primeros días después del accidente con la hiedra, mi cara estaba enrojecida e inflamada y el dolor era espantoso. Por órdenes médicas, me quedé en casa los dos primeros días, pero al tercero debía asistir al examen final de química. Observé mi rostro en el espejo y practiqué una... Leer más →

Desamor

Hubiera querido decirle tantas cosas, de la soledad que sentía a pesar de estar a su lado. Le hubiera gustado decirle que necesitaba sentirse amada. Necesitaba escuchar las palabras de amor, igual que las había escuchado hace algunos años cuando comenzó su relación. Pero hace tiempo que dejo de decirlas. Día tras día estaba junto... Leer más →

La Verdad

No son necesarios los disimulos. Bordear nuestro cuerpo con incertidumbres vanas. Dejar abiertas heridas tan profundas que alteren nuestro espíritu hasta dejarlo hueco, estático, moribundo. No son indispensables los engaños. Más allá de nosotros mismos, me perteneces y te pertenezco. Sin que exista más verdad…  Por ahora. Tal vez después te irás. Te arrastrará la... Leer más →

Café Por La Mañana

Javi estaba sentado a la mesa mientras Selene le apuntaba con una pistola. Sus dedos en el gatillo temblaban, al igual que sus emociones, pero no era momento de ser débil. —Adelante. ¿Qué te detiene?—la alentó mientras daba un nuevo sorbo a su café. —No creas que no lo haré. Se encogió de hombros y... Leer más →

La Muerte De Su Amada

Él le demostró que la amaría por siempre. Ella evitó mirarlo para no acurrucarse entre sus palabras y su hermosa mirada, lanzó un beso al aire, que avanzaba hasta él. Él le juraba que ella estaba impregnada en cada gota de su sangre mientras sus labios acariciaban su rostro. Ella no sintió el beso en... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑