Café Por La Mañana

Javi estaba sentado a la mesa mientras Selene le apuntaba con una pistola. Sus dedos en el gatillo temblaban, al igual que sus emociones, pero no era momento de ser débil. —Adelante. ¿Qué te detiene?—la alentó mientras daba un nuevo sorbo a su café. —No creas que no lo haré. Se encogió de hombros y... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑