La Muerte De Su Amada

Él le demostró que la amaría por siempre.

Ella evitó mirarlo para no acurrucarse entre sus palabras y su hermosa mirada, lanzó un beso al aire, que avanzaba hasta él.

Él le juraba que ella estaba impregnada en cada gota de su sangre mientras sus labios acariciaban su rostro.

Ella no sintió el beso en su piel, sino en su espíritu, donde guardó todo ese amor. Luego, avanzó hacia el lugar que la llamaba.

 

2 comentarios sobre “La Muerte De Su Amada

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: